La trucha es uno de los alimentos más ricos en Omega 3, acidos poliinsaturados con una incidencia muy positiva en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Contiene Selenio, potente antioxidante que retrasa el envejecimiento y contribuye a la regeneración de la piel.

Libre de Anisakis, al tratarse de un pescado de agua dulce donde no existe este parásito.

La trucha es unos de los pescados con menor contenido en grasas saturadas; es decir, uno de los más ligeros y recomendables para mantener la línea.

Y además…

  • un precio muy atractivo
  • y con múltiples posiblidades de preparación

Comments are closed.