El pasado 27 de febrero se publicó la decisión final de la Comisión Europea imponiendo medidas anti subsidios a las importaciones, en la Unión Europea, de trucha procedente de Turquía (DOUE de 27.02.15).

Las medidas compensatorias finales se establecen en un rango que oscila entre el 6,7% y el 9,7% dependiendo del exportador. Esta decisión abarca todas las presentaciones trucha arco iris y a todos los exportadores turcos y confirma las medidas preliminares adoptadas el pasado 6 de noviembre de 2014 (Diario Oficial Unión Europea (DOUE) 06/11/2014).

Recaudación en Aduanas

La recaudación será llevada a cabo en las aduanas de la UE con efectos retroactivos desde el pasado mes de noviembre de 2014, sustituyendo al tipo nominal del 0% que la UE venía aplicando, en el marco de la unión aduanera con Turquía.

Del mismo modo, las propuestas de las empresas productoras de trucha para establecer precios mínimos han sido rechazadas definitivamente.

Con esta directiva se confirma también que los productores de trucha europeos sufrieron daños tangibles (al menos durante los últimos cuatro años) y que estos perjuicios fueron ocasionados por la competencia desleal turca.

Con esta decisión adoptada por la Comisión Europea se da cierre oficial al caso.

 

Esacua organización española que apoyó la queja ante la Comisión.

A comienzos de 2014, la Asociación Danesa de Acuicultura presentó una queja formal ante a la Comisión Europea sobre las importaciones de trucha subvencionada desde Turquía. Sus colegas europeos (Francia, Reino Unido, Italia y Francia) apoyaron la queja.  En España, Esacua fue la organización que apoyó la iniciativa.

Esta decisión ya publicada de la Comisión Europea, confirma que los productores europeos de trucha han estado compitiendo con los productos turcos sobre una base desigual. Estas medidas “anti-subsidy” ayudarán a restaurar una base igualitaria para el sector.

 

Según Luz Arregui, Presidenta de Esacua: “Esta decisión llega en un momento crucial para el sector. Somos grandes exportadores y esperamos que con esto se sienten las bases nuestra recuperación en los mercados europeos”.

 

Pérdidas significativas y cierre de plantas

Los piscicultores han experimentado una presión creciente por la importación de trucha subvencionada de Turquía. La importación turca se multiplicó por dos en el período 2010-2013, y los piscicultores europeos han perdido niveles significativos de cuota de mercado. El precio de la trucha turca era sensiblemente inferior a la trucha europea debido a las subvenciones que los piscicultores turcos reciben del Estado.

La Comisión Europea le dio curso a la queja e investigó. La Comisión determina que las importaciones turcas son las culpables del masivo descenso de la cuota de mercado de la industria de la UE. También señala que los costes de producción de los piscicultores se incrementaron pero que los productores no han podido subir sus precios debido a las importaciones de trucha subvencionada desde Turquía. Esto ha tenido serias consecuencias negativas para los piscicultores de la UE, y muchos han cerrado.