El 4 de septiembre se presentó en el museo do Mar de Vigo el Informe La acuicultura en España 2014. En esta presentación se pusieron de manifiesto varios aspectos relacionados con este sector que, dependiendo de la especie cultivada experimenta un ligero descenso o bien se mantiene en las mismas cifras de producción, cuándo es un sector con un potencial enorme.

Estuvieron presentes, Luz Arregui, presidenta de Esacua, Asociación Nacional de Acuicultura Continental y Javier Remiro, director de la Fundación Oesa; ambas entidades colaboradoras en la elaboración del informe

Según Javier Remiro, director de la Fundación Oesa <<Es muy importante subrayar la importancia de este informe como fuente de la Acuicultura en España porque condensa los datos del sector de una manera global, aglutinando al sector tanto desde su perspectiva continental como marina>>.

Por su parte Luz Arregui señaló <<La importancia de la Acuicultura como sector estratégico, no sólo como proveedora eficaz de alimentos altamente nutritivos en el mundo si no como agente con potencial para dinamizar la economía en una situación adversa de crisis como la que estamos viviendo. >>

En la presentación, en la que se entregó un ejemplar del informe y de su resumen ejecutivo, se repasaron los diferentes retos y dificultades que atraviesan las granjas acuícolas, fruto de un marco administrativo demasiado complejo y unas condiciones competitivas en los mercados internacionales muy dispares. (Referidos en el punto 7 del informe)

Luz Arregui, tomando como referencia datos que afectan a la Acuicultura Continental puso el acento en diferentes cuestiones que les influyen y que frenan su desarrollo. Entre otros:

Inadecuado marco legislativo: << En Galicia, segundo productor nacional de trucha con casi 4.500 toneladas, la prioridad no es ayudarnos a recuperar la exportación o el empleo; la prioridad es que los peces vivan sin agua. Con la imposición de caudales ecológicos inasumibles por la mayoría de las plantas acuícolas continentales basados en una rebuscada y errónea interpretación de la DMA que no tiene en cuenta, ni el funcionamiento de las granjas, ni las características específicas de los ríos en los que se asientan, ni otros usos del agua en los ríos, o los periodos en los que la sequía ya se convierte en una amenaza para las granjas>>.

No se puede diversificar especies: <<En Galicia la trucha fario, por ejemplo y la repoblación no está en manos del sector privado como ocurre en las CCAA y países de nuestro entorno>>

Competencia desigual en los mercados: <<Con requisitos administrativos o ambientales mucho más exigentes si crías pescado dentro o fuera de la UE. Como ejemplo tenemos el caso de Turquía. En el año 2013 se interpuso una demanda del sector de acuicultura continental por antisubsidio y otra antidumping para defender la trucha – ración.  La situación de desigualdad con Turquía se agrava cuando cumplimos ya más de año y medio de bloqueo con Rusia, mercado al que la trucha y el esturión español exportaban alrededor de diez millones de euros anuales. >>

Esta es la segunda edición del Informe La Acuicultura en España en el que se aglutinan los datos del sector de cultivos marino y continental.

Puede acceder al informe completo aquí